Cómo hacer y consejos rápidos

Cómo: dividir leña


La temporada de la chimenea por fin ha llegado: es hora de reunirse alrededor del hogar, agacharse y abrazar el calor de las llamas parpadeantes. Pero antes de hacerlo, verifique que haya almacenado suficientes troncos de leña sazonados que se hayan secado al menos seis meses para que duren el invierno, porque quedarse sin combustible en medio de una tormenta de nieve es Menos que ideal Si faltan sus reservas de madera, es hora de ponerse a trabajar: ¡picar-picar! Una vez que haya manejado un suministro constante, siga las instrucciones a continuación para dividir los registros para una mejor grabación. Prepárese para canalizar su leñador interior y practique la tradicional tradición de cortar troncos para mantener los fuegos encendidos durante todo el invierno.

HERRAMIENTAS Y MATERIALES Disponibles en Amazon
- Ropa protectora (gafas de seguridad, pantalones largos, botas resistentes)
- Split maul
- Tajo (tocón de árbol o madera corta y ancha)
- Neumático de goma
- 2 cuñas
- Almádena (opcional)

PASO 1
Primero, verifique que tenga el equipo adecuado. Para el leñador novato, un hacha puede parecer la mejor opción de herramienta para dividir troncos, pero no lo es. Si bien es ideal para cortar árboles y cortar trozos de madera más pequeños, el mazo, con su cabeza más ancha y su peso más pesado, es la elección del experto para dividir leña. Para lidiar con troncos retorcidos acribillados con fibras resistentes y muescas en las ramas de los árboles que dificultan la división, también debe tener a mano una cuña o un triángulo curioso para ayudar.

Antes de comenzar a balancear las herramientas, póngase el equipo de protección (gafas de seguridad, pantalones largos y botas resistentes) para evitar lesiones.

PASO 2
Dondequiera que planee hacer su trabajo, configure un bloque de corte corto, que consiste en un tocón de árbol grande y nivelado o un trozo de madera similarmente corto y ancho, para aumentar la efectividad y disminución Las posibilidades de dañar el mazo. El bloque de corte ayuda a absorber la fuerza de cada golpe y proporciona un lugar en el que la cuchilla puede penetrar cuando el mazo atraviesa la madera o pierde su marca.

PASO 3
Nada es más frustrante que tener que agacharse para reemplazar un tronco cada vez que fallas o recoger palos una vez que la madera se parte. Resuelva este problema común colocando una "ronda" grande o varios troncos más pequeños juntos dentro de la abertura de una llanta (una llanta de automóvil de 15 pulgadas funciona bien), luego colóquela encima de su bloque de corte. Esto no solo mantendrá sus troncos en su lugar cuando balancee, sino que reducirá la cantidad de veces que necesita restablecer el tronco o recoger piezas de madera, lo que disminuye el estrés en su espalda.

ETAPA 4
Encuentra los puntos débiles en tu tronco, los puntos donde la madera naturalmente quiere partirse, y golpea primero para obtener un corte más fácil. Por ejemplo, las grietas que irradian desde el centro son un lugar óptimo para comenzar. Si no existe ninguno, la mejor estrategia es apuntar directamente hacia el centro, utilizando la técnica adecuada descrita en el siguiente paso.

PASO 5Y, finalmente, el columpio! Contrariamente a la creencia popular, partir madera no se trata de la fuerza bruta; en cambio, su éxito depende de la colocación adecuada y la gran velocidad del swing.

Usando los pies de postura correctos, separe el ancho de los hombros con la cara "redonda" y coloque la cabeza del mazo en el lugar donde planea golpear primero, con los brazos completamente extendidos. Luego, retrocede medio paso. Sosteniendo el maul con la cintura horizontal, doble los codos y levante el maul sobre su cabeza. Mientras bajas los brazos, concéntrate en conducir la cabeza del maul directamente a través del tronco con precisión zen. Deje que el peso de la herramienta y la fuerza de gravedad hagan el trabajo por usted. No cometas el error común de balancear el maul como un péndulo; en su lugar, descienda a través del registro en una línea vertical sin arco.

PASO 6
Si su tronco está cubierto de nudos o es demasiado grueso para partirse después de algunos golpes del mazo, es hora de insertar las cuñas de separación. Usando un mazo (o la cara plana que golpea en el mazo) empuje la cuña profundamente en la grieta para aumentar el tamaño de la división. La fuerza adicional de una sola cuña debería ser suficiente; de lo contrario, introduzca una segunda cuña en una grieta en el lado opuesto del tronco para crear otra astilla. Con suerte, esta combinación debería funcionar.

PASO 7
Sepa cuándo dejar de fumar: cuando esté cansado, es hora de detenerse. Ahí es cuando ocurren las lesiones. Ahorre algo de energía para el día siguiente cuando, dada toda esta práctica, esté bien preparado para continuar donde lo dejó. Mientras tanto, agarra un manojo de madera partida, entra y enciende una hoguera para disfrutar de los frutos de tu trabajo.