Techos y revestimiento

Todo lo que necesita saber sobre materiales para techos


Probablemente no pienses mucho en la durabilidad de tu techo hasta que absolutamente Necesitar. Pero esperar hasta que ocurra una fuga u otro daño notable podría resultar en reparaciones costosas (y prolongadas). Ya sea que sea un comprador de vivienda por primera vez o un propietario de vivienda de larga data, aprender sobre los pros y los contras de varios materiales para techos es vital para mantener y proteger el exterior de su hogar y garantizar que dure en los años venideros.

ELEGIR TU MATERIAL
El material para techos adecuado para su hogar debería funcionar tanto para su estilo arquitectónico como para su clima. Hacer la elección más inteligente en material es la primera y la mejor manera de evitar reparaciones costosas en el futuro.

Tejas de asfalto son durables, fáciles de instalar y durarán alrededor de 25 años. Disponible en una amplia variedad de colores y ofrecido al precio más bajo en comparación, no sorprende que el asfalto sea el material para techos más común. Como beneficio adicional, se pueden encontrar gránulos de zinc o cobre en algunos, lo que evita el crecimiento de algas que plaga climas con mayor humedad.

Tejas y batidos de madera son los favoritos tanto en el noroeste del Pacífico como en las regiones occidentales. Con un precio que es el doble que el asfalto (pero con la misma esperanza de vida), estos materiales uniformemente aserrados a máquina y a veces hechos a mano ofrecen un encanto rústico y atemporal para cualquier hogar. Si te atrae este aspecto, sin embargo, debes estar cansado; algunos códigos municipales contra incendios prohíben el uso de tejas de madera, aunque algunos ahora tienen un tratamiento aplicado en fábrica que hace que la madera sea resistente al fuego.

Resistente al fuego y extremadamente duradero, techos de tejas, arcilla y cemento a menudo se ven equipando casas de estilo español en el suroeste. Pero con su aspecto único también viene un alto precio, ya que son alrededor del triple del costo del asfalto. Sin embargo, el alto costo se iguala con una vida útil alta, que dura entre 50 y 100 años.

Pizarra se encuentra entre los materiales para techos más duraderos debido a su composición pesada de piedra natural. Aunque estas cualidades lo hacen el más costoso, redondeando entre 12 y 20 veces el costo del asfalto, puede valer la pena el costo adicional, ya que puede durar más de 100 años.

Popular para techos planos o de baja pendiente, modelos de aluminio, acero y cobre Se puede moldear o prensar para imitar otros tipos de materiales, como tejas y baldosas. Durables, livianos y resistentes a la intemperie y al fuego, estos estilos de techado pueden durar unos 35 años y son similares en costo a las tejas, arcilla o cemento.

Si desea un aspecto de pizarra o madera, pero no desea gastar de más, intente techos sintéticos, de polímeros o compuestos. Estas opciones hechas por el hombre se ofrecen en estilos parecidos que copian los materiales populares, aunque caros. Las baldosas sintéticas, poliméricas o compuestas también son livianas, duraderas y comparables al precio más bajo del asfalto. Este material puede durar hasta 50 años y requiere poco esfuerzo de mantenimiento.

INSTALANDO TU TECHO
No importa el material que elija, hay algunas salvaguardas que debe implementar para evitar daños costosos en el futuro.

La ventilación adecuada es fundamental para garantizar un techo duradero. Si no se coloca ninguno, el calor y la humedad pueden acumularse debajo del techo y causar daños estructurales o podredumbre. Las rejillas de ventilación, las rejillas de ventilación del techo y las rejillas de ventilación de sofito pueden ayudar a prevenir estos problemas.

Las fugas son un problema obvio a evitar. Considere instalar un revestimiento de metal llamado tapajuntas en los puntos donde se unen diferentes materiales, como alrededor de tragaluces o respiraderos. La superposición adecuada y las articulaciones escalonadas son otras formas de prevenir fugas.

ASEGURANDO RESULTADOS DE LARGA DURACIÓN
Su clima y los elementos serán un factor en la vida útil y el rendimiento de su techo. Si vive en un área lluviosa, podría sufrir pudrición de la cubierta del techo si no se toman las medidas adecuadas. Si los inviernos ásperos asolan su ciudad, las presas de hielo a lo largo del techo podrían ser una ocurrencia común. Incluso los vientos fuertes pueden soplar o romper las tejas.

Para prepararse para estos problemas inesperados, comience una inspección periódica, tanto anualmente como después de cualquier evento meteorológico importante. Esto lo ayudará a detectar pequeños problemas que podrían convertirse en grandes reparaciones. Cuando revise su techo, busque estas banderas rojas:

• El herpes zóster que no está acostado. Otra señal segura de que necesitará hacer reparaciones son las tejas que muestran signos de agrietamiento, rizado, pandeo u otro daño obvio.
• Las áreas hundidas del techo pueden ser un signo de podredumbre u otro daño por humedad. Es posible que sea necesario reparar la plataforma subyacente para detener un problema mayor.
• Si descubre gránulos de guijarros en las canaletas o bajantes, podría ser una señal de advertencia de que su techo está al final de su vida útil.

Tenga en cuenta que algunas tejas deformes o una pequeña fuga pueden no ser motivo de preocupación, es posible que solo necesite un poco de TLC. Si está preocupado, comuníquese con un contratista de techos para asegurarse de que todo esté seguro y protegido.

Ver el vídeo: Como hacer estructura para techo de chapa (Septiembre 2020).